Este sitio web utiliza cookies propias para mejorar la experiencia de navegación y de terceros exclusivamente para recoger datos de análisis. Si continúa con la navegación significará que acepta y está de acuerdo con su uso. Más información
Aceptar
Vídeo: Rachel Cusk nos cuenta por qué «Un trabajo para toda la vida. Sobre la experiencia de ser madre» fue un libro pionero y todavía vigente

«Para ser madre tengo que olvidarme del teléfono, del trabajo y de hacer planes. Para ser yo tengo que dejar que la niña llore, tengo que desatenderla cuando tiene hambre y separarme de ella para salir por la noche, tengo que olvidarme de ella para pensar en otras cosas. El éxito de la una es el fracaso de la otra. El corte entre la madre y yo es menos limpio de lo que me imaginé en el taxi, y sin embargo aquello también fue una premonición, porque desde entonces, incluso en mis mejores momentos, nunca creo haber superado esta división. Simplemente he aprendido a legislar para dos países y a proteger la frontera que los separa. Al principio, no obstante, me veo impulsada a emplear la más nueva de estas dos destrezas, que es la maternidad, y observo con horror, como cuando la bolsa se desploma, la caída en picado de mi importancia»

Con una lucidez y honestidad tales, se enfrentaba Rachel Cusk hace nada menos que veinte años a la experiencia de ser madre. Inteligente, valiente y brutalmente sincero, la publicación de Un trabajo para toda la vida en 2001 suscitó indignación y admiración a partes iguales e incluso desencadenó reacciones extremas, incluida la petición de un famoso columnista solicitando que los servicios sociales se hicieran cargo de las hijas de la autora.

El pasado 25 de enero de 2023 la propia Cusk narró en la presentación del libro en Madrid en el Espacio Fundación Teléfonica de Madrid ante un público entregado cómo llegó a detestar haber escrito esta obra ahora considerada tan pionera como fundamental.

En Un trabajo para toda la vida, la escritora cuenta su primer año como madre a través de numerosas reflexiones sobre su propia y radical experiencia: un adiós a la libertad, el sueño y el tiempo, una lección de esfuerzo y humildad y un viaje a las raíces del amor. Con su habitual capacidad analítica, la escritora reflexiona sobre diversas cuestiones como las expectativas de la sociedad frente al embarazo y la maternidad, las ambivalencias y los sentimientos contradictorios que se desarrollan, las trampas del discurso mayoritario, la infantilización de las embarazadas y las madres primerizas o la soledad del puerperio.

Rachel Cusk es autora de las memorias Despojos. Sobre el matrimonio y la separación, así como de la trilogía de ficción A contraluz y la novela Segunda casa, entre otras obras.

*Fotografía por cortesía de Fundación Telefónica”. Imagen de Ricardo Domingo.

Compartir en

Autor relacionado

Libros relacionados