• «Ramis es una escritora gigante, meticulosa, que parece improvisar pero lo tiene todo calculado. Capaz de convertir un material doméstico que podría pertenecer a la vida de cualquiera en una novela maravillosa, cargada de sentido del humor, que deja el poso de la buena literatura. No se priven de su lectura.» Care Santos, El Cultural

    «Ramis mantiene siempre un pie en el presente y otro en el pasado para sopesar los hechos, evocar los aromas de lo pasado pero sin dejarse ir por la vía de una nostalgia desmedida y escribir con pasión y entereza sobre asuntos delicados, atendiendo al sentimiento pero también a la lucidez ganada con los años para ofrecer un ejercicio de gran literatura memorialista.» Lluís Satorras, Babelia (El País)

    «Ramis se ha sumergido en su pasado y, con un arpón entre los dientes, arranca cabelleras, reabre heridas, destripa muñecas, descubre tesoros (y otros restos de naufragio) y hace esgrima con las sombras más peterpanescas de una memoria particular pero consanguínea. (...) Ramis consigue condensar todo eso en 223 páginas con un estilo en el que destaca el control de una sinceridad que trenza compasión, perversidad, melancolía, amor y orgullo y que, de manera gradual, alimenta la curiosidad y el compromiso del lector hasta el punto final.» Sergi Pàmies (La Vanguardia)

    «Todo es verosímil, y nada tópico, porque Ramis lo narra con un difícil equilibrio entre el humor y el sentimentalismo, de forma fresca y profunda, puro estilo. (...) Todo lo que una tarde murió con las bicicletas confirma la evidente madurez de Ramis. Es su libro más maduro, el más intenso y personal.» Ricard Ruiz Garzón (El País)


Llucia Ramis

Todo lo que una tarde murió con las bicicletas

Prólogo de: José Carlos Llop

Una treintañera regresa a casa de sus padres desorientada: no tiene pareja ni hijos y a pesar de haber llevado una brillante carrera profesional, de repente se ha quedado en el paro. Universitaria, inteligente y trabajadora, jamás se hubiera imaginado que a su edad se encontraría en esta situación.

Indagar en la historia familiar puede ser una manera de preguntarse qué era exactamente lo que la vida le había prometido. Sin embargo, la memoria le revelará mucho más, porque al contemplar sus recuerdos no como refugio ni como huida, ni siquiera como tentación estética, terminarán aflorando los ecos íntimos, los gestos de amor y las pequeñas heridas de una familia cualquiera, es decir, la verdad desnuda de la vida.

A medio camino entre la crónica generacional y el libro de memorias, Todo lo que una tarde murió con las bicicletas es una emocionante novela sobre la familia.

- Ya podéis ver el booktrailer de Todo lo que una tarde murió con las bicicletas:



moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]

comentarios

  • Dunstan 12 sep 2015 No sé si habrá ayudado a mi excelente opinión sobre este libro el que sea contemporáneo de la autora, seguro que un poco, pero es muy recomendable. A través de breves relatos hace un dibujo de su familia, que a veces divierte otras veces entristece pero que está lleno de amor
  • Carmen 21 feb 2014 Muy buena novela de una muy buena escritora. Inteligente, divertida, emocionante. La recomiendo.
  • javier 13 ago 2013 Es un libro precioso y absolutamente recomendable. Me recuerda el tono del maravilloso "El vaso de plata" de Toni Marí. Es difícil escribir sobre la infancia y la adolescencia sin caer en almíbares y tardes de verano etc etc... pero Llucía lo consigue con un estilo delicado pero a la vez preciso y lleno de humor. Al terminar de leer este libro dan ganas de abrazar a la autora e incluso -por qué no decirlo- de besarla e invitarla a mojitos...
  • Paco 15 jul 2013 La verdad es que todavía no he podido leer el libro de Llucia Ramis (acaba de terminar el curso académico universitario y no he tenido tiempo para nada), pero sí m gustaría hacerlo este verano, pues he leído las críticas que han ido saliendo y tiene muy buen pinta. No conozco de nada a la autora (sí, por supuesto a José Carlos Llop), pero siendo un libro de vuestra editorial, descarto que no merezca la pena. Además, creo decididamente que hay que apostar cada vez más por los autores noveles y por las editoriales que - como la vuestra - intentan juntar en su catálogo lo mejor de la literatura actual que se publica en el eextranjero con algunos clásicos de nuestras letras (Chaves Nogales) y con ese intento de dar voz a una joven generación de novelistas españoles que cada vez lo tiene más difícil para poder publicar en este contexto de recortes y saturación editorial.
  • Anónimo 4 jul 2013 En la pasada Feria del Libro de Madrid, nos topamos por casualidad con esta novela, y con su simpatiquísima autora, que amablemente nos firmó un ejemplar. La compramos por la confianza que nos ofrecen todos los libros publicados por Libros del Asteroide, y sólo con ver la dedicatoria plasmada en la primera hoja me incitó a leerla en cuanto llegué a casa. Me ha parecido magnífica. La novela es agradable, dulce. Una historia que no es historia en sí, pero que te engancha desde la primera página. Creo que el mayor acierto es la descripción de los personajes, que aunque alejados para cualquiera de nosotros, nos resultan cercanos como familia. Es agradable ver que hay autores jóvenes, como el caso de Llucía, que tienen muchísimo que aportar a la literatura española actual, y nosotros estamos impacientes por volver a leer algo suyo. Y desde luego, felicitar a la editorial por confiar en esta autora, "la única viva", según nos contó. Es un acierto por su parte.

  • ISBN 9788415625476
  • Última edición Junio 2013
  • Páginas 224
  • Idioma Castellano
  • Formato 12,5 x 20 cm.
  • Precio18,95 €

Llucia Ramis

Llucia Ramis nació en Palma de Mallorca (1977), estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Barcelona y trabaja como periodista en diversos medios. Ha publicado cuentos en varias antologías y es autora de las novelas Coses que (...)