La prensa dice

11 jun
2011

Reseña de "Mi abuelo llegó esquiando" en Las Provincias

Un judío en Helsinki

Por J. Ernesto Ayala-Dip

[Para leer esta reseña en Las Provincias, haz clic aquí.]

A gotas, pero se va traduciendo en España literatura finlandesa. El libro que hoy comento, ’Mi abuelo llegó esquiando’, pertenece a un autor consagrado en su país. Se trata de Daniel Katz (1938). La historia de Finlandia está jalonada de hechos históricos casi inverosímiles. Quien visite su capital, Helsinki, se preguntará por una estatua ecuestre, un rimbombante militar montado sobre un brioso caballo: se trata del venerado general Mannerheim. Este general, a diferencia de aquel otro colombiano sobre el cual escribió Gabriel García Márquez que no había ganado ninguna batalla, las ganó todas. Contra la Rusia revolucionaria, cuando Finlandia era un ducado suyo, hasta alcanzar su independencia; contra los revolucionarios rojos, en su propio país; contra los soviéticos, con la ayuda de los alemanes;y durante la Segunda Guerra Mundial, contra los alemanes para mantener la integridad territorial.

¿Por qué cuento todo esto? Primero, evidentemente, porque Katz es un escritor finlandés, perteneciente a la minoría judía, que ha escrito una novela con bastantes referencias a la historia finlandesa del siglo XX. Lo que podría llamarse el milagro finlandés, esa sociedad que de estructura rural pasa a convertirse en sociedad del conocimiento y a encabezar los ranking de excelencia educativa, no es nada más que el producto de un esfuerzo colectivo, de un sentido de la confianza mutua de sus ciudadanos.

’Mi abuelo llegó esquiando’ es la historia de Finlandia desde comienzos del siglo XX hasta llegados los setenta. Sus avatares históricos e intrahistóricos impregnan la novela. Katz organiza la trama mediante capítulos que bien podrían considerarse relatos autónomos. A su vez, la divide en tres partes, cada una de las cuales abarca tres segmentos históricos. La Primera Guerra Mundial, la guerra de Continuación (la guerra que los finlandeses libraron contra la Unión Soviética en su propio territorio con la ayuda de los alemanes) y la Finlandia en plena era de la guerra fría. El referente emotivo y probablemente autobiográfico estriba en el relato que el narrador hace de las peripecias de su abuelo, el que llega esquiando. El centro de gravedad del libro es la comunidad judía, primero en la Rusia zarista y luego en Helsinki. Progroms, exilio, barbarie. Esta novela es también un hermoso alegato antibelicista.

Las Provincias