La prensa dice

9 abr
2013

Reseña de "La estratagema" en Suma Cultural

Por Adolfo Torrecilla

[Para leer esta reseña en Suma CUltural, haz clic aquí]

Vinculada a la música y a la política –ha sido embajadora de Bulgaria ante la Unión Europea y la OTAN–, Léa Cohen (Sofía, 1942) ha publicado hasta ahora ocho novelas. La estratagema, la cuarta de ellas, de 2006, es la primera que se traduce al castellano. En ella aborda el peso del reciente y dramático pasado de la historia contemporánea de Bulgaria a través de las vidas de cuatro familias y sus descendientes que fueron víctimas primero de las medidas antisemitas dictadas por el zar Boris III y, después, del revanchismo histérico del régimen comunista.

La novela arranca en el presente, cuando Eva Marínov conoce el secreto que une a estas cuatro familias y que ha estado oculto durante tanto tiempo. Durante los años 30, el gobierno de Boris III requisó los bienes de los judíos, entre ellos los de la todopoderosa familia de los Calderón. Pero Jules Calderón no está dispuesto a entregar su fortuna a nadie, y menos a ese régimen, y maquina un inteligente y alambicado plan para sacar su dinero del país y dejárselo en el extranjero a sus descendientes. Los planes de Calderón salen adelante, pero no contaba con la llegada al poder de los comunistas tras la Segunda Guerra Mundial. Estos, conocedores de aquella mítica fortuna y con el objetivo de hacerse con ella, se dedican a espiar las vidas de los descendientes de las cuatro familias, sin escrúpulos para utilizar fuertes medidas represivas.

Estamos ante un testimonio más del ambiente políticamente caldeado que vivió Europa en los años 30 y después de la guerra. La novela recrea muy bien las historias familiares, contando con morosidad las vidas de los padres y las circunstancias vitales de las personas que en el presente deben resolver el enigma que se les plantea. Todos ellos de alguna manera están condicionados por su historia familiar y por la educación que reciben de un régimen que falsifica todo, también los sentimientos y la moral.

La intriga, casi policíaca por la actuación de los servicios secretos búlgaros, que buscan una y otra vez rastros de la fortuna de los Calderón, añade a la novela más acción e interés, aunque lo más sobresaliente de La estratagema es cómo la autora muestra sin estridencias, mezclando el pasado con el presente, el ambiente represivo del régimen comunista búlgaro y su obsesivo control de las vidas privadas. Este ambiente, que queda todavía más en evidencia después de la caída del Muro de Berlín y la posterior evolución política de Bulgaria, condiciona los sentimientos de los personajes, marcados por el temor, la desconfianza y la infelicidad.

Suma Cultural