La prensa dice

25 jul
2014

Reseña de "Familia" en Unir Cultural

Familia

Por Adolfo Torrecilla

[Para leer esta reseña en Unir Cultural, haz clic aquí]

Publicada primero por entregas a partir de 1931 y luego en libro en 1933, Familia es la primera novela de la trilogía Corrientes turbulentas, de la que también forman parte Primavera (1938) y Otoño (1940).

Esta trilogía se convirtió en los años treinta y cuarenta en un símbolo para la juventud china por su apuesta por la renovación social de la cultura y de las relaciones familiares. Familia no es una obra autobiográfica, aunque se inspira en la propia vida del autor, que nació en 1904 en Chengdú, ciudad de la China central en la que también transcurre esta novela. En 1923, Ba Jin se trasladó a Shanghai para estudiar y separarse del peso de su familia, gobernada férreamente por su abuelo (como sucede en esta novela). Luego pasó una temporada en París y en 1931 empezó su trayectoria como uno de los escritores más importantes de la literatura china. Falleció en 2005.

Como escribe el autor en uno de los apéndices que figuran en esta novela, “la familia tradicional está extinguiéndose. Día tras día, he ido viendo cómo se hunde. Es algo sin retorno, decidido por las circunstancias y la evolución de la sociedad”. Su propósito al escribir este libro es mostrar “la historia de las alegrías y las tristezas de una familia tradicional que se hunde”. El autor toma partido por la renovación y presenta a los numerosos miembros de la familia como víctimas de una cultura feudal y ancestral que sólo produce personas amargadas, tristes, sin juventud ni felicidad, pues las decisiones más importantes de sus vidas no dependen de ellos sino de los intereses del patriarca, que con su autoridad rige los destinos íntimos, familiares y profesionales de todos los miembros. Una cosa está muy clara en la familia Gao: “el abuelo solo sabía que sus órdenes tenían que obedecerse y que había que guardar las apariencias”.

En este contexto familiar, dentro de una familia de muy buena posición, a finales de 1919, transcurren los hechos de esta novela, una radiografía del declive de la familia tradicional china. La numerosa familia Gao está sometida al patriarca Gao Dunzhai, Gran Dignatario Comisionado de la Ofrenda de la dinastía Qing. Todas las decisiones importantes dependen de él, quien se encarga de velar por el escrupuloso cumplimiento de una serie de tradicionales familiares que se remontan a la época feudal y que se mantienen como uno de los pilares básicos de la sociedad china. La “filosofía de la reverencia” garantiza la obediencia absoluta a sus decisiones, personaje que encarna la cima de un orden familiar y social ocupado en último lugar por las mujeres y los criados, sin libertad ni para escoger marido, ni peinado, ni para estudiar, ni para nada.

Pero algo está cambiando en China en esos años. En Shanghai, ciudad que representa la modernidad, ha nacido en 1915 el Movimiento de la Nueva Cultura, que reivindica una transformación radical de la cultura china tradicional y cuyo órgano de difusión es la revista “Nueva Juventud”, que leen ávidamente los tres protagonistas de esta novela, los hermanos Juexin, Juemin y Juehui. Los tres representan la manera en que la juventud aborda los cambios que se están dando de manera gradual en la familia y en la sociedad. Juexin, el mayor, el Hermano Primero, es sin embargo una víctima de este sistema, pues ha renunciado a sus planes de boda con Mei, de la que está profundamente enamorado, porque el abuelo Gao tenía otros planes matrimoniales para él. Por su parte, Juemin y Juehui, que estudian en la Universidad, están familiarizados con la cultura occidental, y no están dispuestos a seguir formando parte del engranaje inmovilista de la familia tradicional. Sobre todo Juehui, el Hermano Tercero, el más impulsivo y rebelde, personaje que utiliza el autor como hilo conductor de esta ambiciosa novela.

Resultan muy interesantes también algunos personajes secundarios, como la criada Mingfeng, una víctima absoluta de un sistema irracional; la prima Qin, quien se debate entre el respeto absoluto a su madre, viuda, y los nuevos aires de renovación que se respira entre el círculo de jóvenes estudiantes que frecuenta; Li Ruijue, la esposa de Juexin, que encarna la sumisión a las tradiciones; y Mei, la prometida que Juexin tuvo que abandonar. Como la toma de postura del autor es muy evidente, algunas escenas y pasajes poseen una pátina melodramática.

Todo en la novela transmite un fiel realismo, que se nota, por ejemplo, en la descripción de algunas costumbres, fiestas, tradiciones y efemérides, que el autor describe detalladamente para mostrar la vida de una familia tradicional desde dentro. “Los que hemos nacido en esta época estamos condenados a ser víctimas”, afirma Juexin, el Hermano Primero, quien no es capaz de rebelarse a las órdenes del abuelo. Juehui, por su parte, encarna la rebeldía contra lo que el autor define como “una cárcel de ritos feudales”. Adolfo Torrecilla.

Ficha del libro Familia Ba Jin Libros del Asteroide. Barcelona (2014). 376 págs. 19,95 €. (papel). 11,99 €. (digital) T.o. Jía. Traducción: Eulàlia Jardí

Por Adolfo Torrecilla - Unir Cultural