• «Tras tanto dolor, el lector logra salir de la lectura reconciliado con la humanidad porque, acompañando a la autora, sabe del renacer de la esperanza de esa adolescente fugitiva que al fin podrá volver a empezar.» Jordi Amat (Cultura/s)

    «Aunque no hay propósito estético, cada página desprende una helada y escabrosa belleza. (...) Al terminar el libro, el horror sigue temblando en la memoria, pero con una hebra de esperanza, anunciando que el sufrimiento del ser humano sólo puede curarse con el afecto de otro ser humano o con la creación artística, que es otro acto de amor y tal vez el logro más alto de nuestra especie» Rafael Narbona (El Cultural)

    «Mientras leemos esta Memoria por correspondencia, los lectores también crecemos a golpes. Y sonreímos.» Marta Sanz (El País - Babelia)

    «Maravillosa (...) un estremecedor testimonio de una época contado desde el punto de vista de una niña a la que se le arrebató todo.» Sara Mesa (El Norte de Castilla)

    «Hacía años y años –si es que alguna vez me sucedió algo parecido- que no disfrutaba ni me conmovía tanto con un libro y un autor que me fueran totalmente desconocidos. (...) Un libro y una autora sobre los que se va a escribir mucho en las próximas semanas.» Manuel Hidalgo (ElCultural.es)

    «Son muy raros los libros capaces de conmover sin recurrir a la sensiblería. Uno de ellos es, sin duda, Memoria por correspondencia (Asteroide), de la pintora colombiana Emma Reyes. (...) Precisamente porque no pretende ser literaria, la autora alcanza la excelencia literaria, la única capaz de tocar la fibra más sensible del lector.» Luis Matías López (Público.es)

    «Una prosa que, más que nunca, es la propia vida.» Inés Martín Rodrigo (ABC Cultural)

    «Más allá de la crudeza de lo relatado, el resto de la potencia lírica debe buscarse en la hechura de la persona, impecable, noble, positiva, nunca revanchista ni amargada, una mujer de brazos abiertos, hospitalaria, generosa, nunca empeñada en juicios, y llena de unas ganas de vivir que profesaría toda su larga existencia.» H. J. Porto (La Voz de Galicia)

    «Quizás la mayor cualidad de este libro sea que la autora sabe transmitir las emociones y sentimientos de inocencia cristalina que la zarandearon desde que era una niña de cuatro años. Recuerda lo que sintió, y el lector también lo siente. Páginas abrumadoras.» Iñigo Urrutia (Diario Vasco)

    «Este libro es tan verdadero, tan sincero, consigo mismo, que asombra al lector.» Antonio Garrido (Diario Sur)

    «Reyes describe no sólo el lado más oscuro de la naturaleza humana, sino también su reflejo sobre una sociedad que lo acepta como normal, logrando un relato absorbente y estremecedor.» Antonio J. Ubero (La opinión de Murcia)

    «El flujo dolorosamente humano que impregna estas páginas es, por cierto, impresionante, sin exageración. Un libro valioso, fuera de onda, anclado y resistente al paso del tiempo» Luis Alonso Girgado (Nordesía)

    «Se publicó por primera vez en una editorial colombiana el año 2012 y tuvo, con razón, un éxito inmediato: es una obra maestra.» José Luis García Martín (La voz de Avilés)

    «Un relato digno de Dickens. En 2012, fue declarado libro del año en Colombia. Pero este libro es mucho más que eso: es un nuevo clásico, un libro duro y entrañable destinado a perdurar.» Darío Jaramillo

    «Lo que consigue que el libro se lea sin pausa es su habilidad expresiva para narrar tantas adversidades con la mirada de la niña que las sufrió y sin caer en la autocompasión ni mostrar resentimiento.» Sagrario Fdz.-Prieto (La Razón)

    «Memoria por correspondencia ha tocado el corazón de los lectores por muchas razones: por su frescura, por su capacidad de revelar un mundo sin caer en el costumbrismo y por la sabia medida de sus palabras. Pero, ante todo, porque sus páginas son hondamente humanas y poéticas.» Piedad Bonnet

    «Al lector le queda en el alma todo lo que la pintora no narró: la mezquina historia universal de la Iglesia y la impiadosa historia de las clases altas locales: en suma, la historia del sostenido egoísmo de los que sí tenemos con qué vivir. La gran literatura cuenta historias para decir lo que no dice.» Marianne Ponsford (El Espectador)

    «Lo sorprendente es que su sensibilidad para los bordados la haya convertido también en una gran escritora. Y que de su único libro pueda decirse que es la novela, así como suena, más bella de los últimos años.» Lisandro Luque (Semana)


Emma Reyes

Memoria por correspondencia

Prólogo de: Leila Guerriero

En 1969, la pintora Emma Reyes envió a un amigo historiador, Germán Arciniegas, la primera de las veintitrés cartas en las que le revelaba las duras circunstancias en las que había transcurrido su infancia. Su amigo quedó conmocionado por los dolorosos recuerdos de la artista y decidió mostrarle los textos a Gabriel García Márquez, quien animó a Reyes a seguir escribiendo. La correspondencia se mantendría hasta 1997; durante ese tiempo Arciniegas había conseguido el permiso de Emma Reyes para publicar las cartas tras su muerte.

Con una escritura que brilla por su honestidad y por su alejamiento de lo pretencioso, Reyes describe las adversidades que vivió durante su infancia en Colombia a comienzos del siglo XX, cuando fue abandonada junto a su hermana en un convento. Relata sin autocompasión, con inteligencia de adulta pero con ojos de niña, y logra transmitir al lector con exactitud aquello que sintió.

Publicado por primera vez en Colombia en 2012, Memoria por correspondencia se convirtió en uno de los libros del año en ese país, y desde entonces sigue emocionando a cuantos se acercan a él.



moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


  • ISBN 9788416213221
  • Última edición Enero, 2016 (3ª edición)
  • Páginas 232
  • Idioma Castellano
  • Formato 12,5 x 20 cm
  • Precio17,95 €

Emma Reyes

Emma Reyes fue una artista colombiana que destacó como pintora y dibujante.