• «Augusto Assía, seudónimo de Felipe Fernández Armesto, es uno de esos periodistas extraordinarios que merece figurar en un cuadro de honor junto a otros que le precedieron en el oficio como Gaziel, Pla, Camba, Corpus Barga y Chaves Nogales.» Luis M. Alonso (La Nueva España)

    «Ofrece un testimonio de identificación con valores de libertad que aún mantienen intacta su vigencia y su capacidad de atención por parte de los lectores.» Octavio Ruiz-Manjón (El Cultural)

    «Las crónicas de Assía son punzantes, entretenidas, de prosa diáfana y no sólo de cariz bélico. Deliciosas en no pocos casos.» José María de Loma (La opinión de Málaga)

    «La prosa de Assía es limpia, sutil, con algún curioso arcaísmo y un sentido del humor de lo más británico. Como dice Ignacio Peyró en su excelente prólogo, es más contemporánea que casi toda la prosa contemporánea.» Félix de Azúa (El País)

    «Un retablo que va más allá de la guerra para radiografiar la capacidad de resistencia de esa Inglaterra que permaneció en pie cuando toda Europa se derrumbaba ante la ofensiva alemana.» Sergi Doria (ABC)

    «Assía no solo fue un gran corresponsal de guerra, sino que fue un magnífico analista de la sociedad británica, de los usos y costumbres de los ingleses, de la forma con que se enfrentaron solos ante aquel poderoso enemigo.» Lluís Foix (La Vanguardia)

    «Assía fue el legítimo heredero de un grupo de periodistas extraordinarios, formado por Gaziel, Xammar, Pla, Camba, Corpus Barga y Chaves Nogales.» Xavier Pericay


Augusto Assía

Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo

Prólogo de: Ignacio Peyró

Durante la segunda guerra mundial, Augusto Assía, corresponsal de La Vanguardia, era el único periodista español que informaba a sus compatriotas desde Londres. Una vez terminada la guerra recogió algunas de esas crónicas en dos libros. El primer volumen, que apareció en 1946 e incluía textos publicados durante la primera parte de la guerra, la denominada «guerra defensiva», llevaba por título Cuando yunque, yunque. El segundo volumen, Cuando martillo, martillo, recoge las crónicas publicadas a partir de julio de 1943, durante la segunda fase de la guerra, la «guerra ofensiva».

Las crónicas escogidas no incluían solo artículos de corte bélico, porque en palabras de su autor: «El criterio seguido en la selección es el de alternar los temas de la guerra con los civiles, la resistencia con la lucha, la vida y la muerte». Así, las crónicas lo mismo nos dan noticia de cómo funciona la corona británica que de la retirada de los soldados ingleses de Dunquerque o del sistema escolar vigente en el Reino Unido.

El libro es, por tanto, no solo una crónica de la guerra vista por un español, sino también un auténtico retrato moral del único país de Europa occidental que no se dejó doblegar por Hitler.

Este libro ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte



moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]

comentarios

  • Gluntz 21 nov 2015

    El libro es en realidad, un curioso manual sobre la sociedad británica de los años cuarenta del pasado siglo y su manera de entender no sólo la guerra que su país libraba contra el Eje, sino además las leyes, la educación, los impuestos, la organización territorial, el Parlamento, la sanidad, la seguridad social, su relación con el resto del Imperio Británico, la Monarquía, la nobleza, etc.. Un libro ameno y aleccionador en lo referente al respeto que tienen los británicos por la democracia y por las leyes que de ella emanan. Ha sido una lectura de lo más interesante.

    Saludos


  • ISBN 9788416213191
  • Última edición Febrero, 2015
  • Páginas 504
  • Idioma Castellano
  • Formato 14 x 21,5 cm
  • Precio24,95 €

Augusto Assía

Augusto Assía, seudónimo de Felipe Fernández Armesto, nació en A Mezquita, Ourense, el 30 de abril de 1906.