• «Llevamos tiempo preguntándonos cuándo se escribirá la novela que retrate la crisis en España. Puede que ya esté escrita y se titule Asamblea ordinaria.» Sergio del Molino

    «En pocos libros he escuchado latir así el aire turbio de este tiempo. Asamblea ordinaria dará que hablar. Merecidamente.» Marcos Ordóñez

    «Una potente novela que no está comprometida con una posición ideológica sino con la realidad, que muestra cómo la crisis económica se ha adherido a nuestra cotidianeidad y, en el ámbito oculto de lo privado, ha corroído todo tipo de relaciones.» Jordi Amat

    «Y justamente, ese es uno de los aciertos de Asamblea ordinaria, contar con personajes que bien podrían ser nuestros familiares, nuestros vecinos, nuestros amigos o nosotros mismos.» Ángela Berlmar Talón (La Opinión de Murcia)

    «Hay una variada inflexión de tonos, que van del autoanálisis a la acusación. Todo ello se articula a partir de una estructura muy bien calculada, que se apoya en una serie de leitmotiv que ilustran la polaridad y la dicotomía y subrayan (...) la impostura, el engaño, la hipocresía. Todo lo cual habla en favor de la calidad de Asamblea ordinaria.» Ana Rodríguez Fischer (Babelia - El País)

    «Las situaciones actuales muy corrientes son descritas con habilidad, eligiendo muy bien, sobre todo en los diálogos que no se reproducen, pero que se citan.» J. M. Pozuelo Yvancos (ABC Cultural)

    «Unos personajes comunes, héroes de sus rutinas cotidianas, que luchan para salir adelante [...] Miembros anónimos de la sociedad que narran su historia al lector como si de una asamblea se tratase, contando de viva voz las situaciones ordinarias que les explican como personas [...] Todos tratan de que las tuercas no se pasen de rosca, de que la tabla de salvación a la que se aferran no se hunda por completo.» Miguel Ángel Ortiz Olivera

    «Para algunos esta es la novela que de manera más sencilla, más elemental y más directa explica la crisis por la que hemos transitado.» Núria Escur (La Vanguardia)

    «Son tres tramas que indagan en el drama privado y cotidiano sobrevenido de las relaciones personales y familiares, incluso en el conflicto intergeneracional. Y todo ello de una forma muy sencilla, pero lúcida, sin vanas pretensiones de aleccionar.» Héctor J. Porto (La Voz de Galicia)

    «Asamblea ordinaria huye de posicionamientos ideológicos y su único compromiso es con la realidad, desde un prisma cotidiano.» Nora Navarro (La Provincia/Diario de Las Palmas)

    «Una obra que retrata a través de tres tramas las consecuencias íntimas de la crisis: esa forma que tiene la desesperanza de calar en los huesos, la capacidad que tiene la escasez para cambiarnos la vida.» Clara Morales (InfoLibre)

    «No importa que el episodio esté narrado en primera o en tercera persona, que quien habla lo haga en abstracto o pensando en otra persona en concreto, que domine con maestría las subordinadas cuando es imprescindible recurrir a ellas. Lo que importa, por otra parte, es que el hombre no es una isla. Cada suceso implica a más personas que al protagonista, hasta dar la impresión de que nadie se salva de la quema.» Ricardo Martínez Llorca (Culturamas)

    «Nos sorprende la capacidad del autor para pintar un fresco de forma tan objetiva y ser a la vez tan empático con sus personajes. Una excelente novela.» Sagrario Fernández Prieto (La Razón)

    «La novela es un monumental ejercicio de empatía que te acerca a la realidad como pocas cosas que yo haya leído en estos años. No juzga, no propone; simplemente relata un panorama que nos define hoy como sociedad y que lo hará durante muchos años.» Gonzalo Fanjul (Planeta Futuro - El País)


Julio Fajardo Herrero

Asamblea ordinaria

Una pareja comienza a sufrir las consecuencias del desempleo y la precariedad; él decide incorporarse a una nueva organización política mientras que ella procura en vano que todo siga igual. El empleado de una moderna empresa trata de conciliar la arrebatadora fascinación que le provoca su jefe con el progresivo deterioro de sus condiciones laborales. Un joven sin cualificación se queda en paro y, para ahorrarse el alquiler, decide irse a vivir con su tía septuagenaria; la convivencia entre los dos hará aflorar serios conflictos pero también, quizá, una nueva forma de entendimiento.

Los cambios causados por la crisis nos afectan más profundamente de lo que pudiéramos pensar: influyen de manera decisiva en cómo nos relacionamos y en la percepción que tenemos de nosotros mismos, provocando enfrentamientos y reacciones que en otras circunstancias nos hubieran parecido impensables. Asamblea ordinaria es una novela sobre el impacto de la crisis económica en la sociedad española actual pero, como toda obra auténticamente literaria, es también una historia sobre la vida y sobre cómo decidimos vivirla.


la prensa dice


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]

comentarios

  • jose 27 oct 2016 Realmente muy bueno. Me ha gustado sobre todo como ha trabajado el autor las diferentes voces narrativas. Es cierto que las tres historias siguen siempre el mismo orden correlativo, pero si abres el libro por cualquier página puedes diferenciar con sólo una frase quien es el narrador, lo que tiene mucho mérito en una novela donde jamás se dicen los nombres de los personajes.
    Tema muy actual y muy bien tratado. Leeré más novelas del autor seguro


  • Disponible también
    en papel
  • ISBN 9788416213856
  • Última edición Septiembre, 2016
  • Páginas 220
  • Idioma Castellano
  • Formato 12,5 x 20
  • Precio16,95 €
Julio Fajardo Herrero

Vive en Barcelona y trabaja como editor y traductor.